Tecson Limpieza Ultrasónica.

La limpieza en la mayoría de los casos requiere que el contaminante sea soluble en la disolución acuosa mientras que el efecto mecánico de la energía
ultrasónica puede ser provechoso en la disolución ya que apresura a desplazar las partículas.

Este es uno de los beneficios en la limpieza, el ultrasonido también beneficia en el proceso de separación. Los productos químicos residuales
de la limpieza son quitados rápidamente y totalmente separados por el ultrasonido.

Hace Más Patente su Producto


La industria que requiere de una limpieza exhaustiva. Está actualmente en una lucha para sustituir el solvente desengrasante que trabaja por medios “ambientalmente incómodos”
ignorando la alternativa de la limpieza a base de agua. La energía ultrasónica ahora se utiliza extensivamente en aplicaciones críticas de limpieza con velocidad, lo que le resta
importancia a los efectos de limpieza química alternativa.

“El ultrasonido no es una tecnología para el mañana, es más que una tecnología de hoy.”

Efecto Ultrasonico .

Definimos el Ultrasonido como ondas acústicas con frecuencia mayor al rango audible para el ser humano.

Su funcionamiento en la limpieza se explica de la siguiente manera: la alta potencia ultrasónica crea una numerosa cantidad de burbujas microscópicas por segundo, que producen el efecto de cavitación; cuando se produce dicho efecto, provoca la explosión e implosión lo cual acciona sobre las piezas que ningún otro proceso mecánico puede hacer, por ejemplo, en grietas, donde la suciedad incrustada es imposible de alcanzar.

Para el éxito total del proceso de limpieza ultrasónica se debe considerar la extrema importancia del uso de la solución química:

· Debe ser compatible con el metal que se desea limpiar y que tenga la capacidad para quitar los residuos que están presentes.

· Su eficacia también se relaciona con la temperatura; la mejor práctica es utilizar un producto químico en su temperatura recomendada máxima que no exceda 75°C

Con la limpieza ultrasónica se hace más potente la calidad en el trabajo de la manufactura; sin embargo los malos hábitos de producción de la industria en México y la falta de una demostración de equipos ultrasónicos de calidad, lleva a que el lavado con ultrasonido sea sustituido por el uso de sustancias peligrosas y contaminantes como el percloro, tricloro, el tíner y gasolina, que se utilizan, como parte de su proceso, tanto de mantenimiento como de producción disminuyendo con esto su estándar de calidad.